encuestasytal
00:00
00:00
Embed Code (recommended way)
Embed Code (Iframe alternative)
Please login or signup to use this feature.

Otro merendó de interés es ci Hcnclux. Juntos, los tres países que lo componen suelen ubsorber anualmente cusí 250.000 toneludas de naranjas, de ellas 150.000 de procedencia española. En estos países, especialmente en Bélgica, nuestras expor­taciones tienen que hacer frente a la competencia de la naranja californiana. El Benelux mantiene una actividad reexportadora de importancia, sobre todo a Ale­mania.
Suiza, que es el primer consumidor europeo de fruta en kilogramos "per ca- pita", absorbe casi 100.000 toneladas, habiendo llegado nuestra exportación a ese país a las 70.000 toneladas; sin embargo, esta cifra, como sucede en el caso del Benelux, incluye la reexportación, facilitada por primas que, en una forma u otra, concede el Gobierno Federal.
Los Países Escandinavos absorben, entre los cuatro, de 70.000 a 100.000 tone- lailas por año. Destaca entre ellos, como primer comprador, Suecia. En este país i advirtieron durante algunos años síntomas de descenso de nuestra exportación lv lo mismo sucedió con Noruega, si bien en menor grado), debido a la fuerte competencia israelí, que promueve activamente las ventas de su naranja en estos morcados mediante la acción directa de su "Citrus Marketing Board" cerca de los grandes compradores.
Aparte de los mercados referidos, hay que destacar que en la campaña de 1957- 1958 se abrieron a la naranja española algunos de los mercados de los países del Este de Europa que estaban cerrados para nuestra fruta desde 1936. La ex­portación total en la primera campaña a esos países superó las 23.000 toneladas, cilr.i nada despreciable si se tienen en cuenta la anterior inexistencia de lazos co- merciales directos; esa cifra de partida aumentó en los años sucesivos (69.700 tone- Indas en la campaña 1967-68 y 71.400 en la de 1968-69). Sin embargo, estos mercados se encuentran todavía muy lejos de sus posibilidades potenciales de ab­sorción de naranja española.
4.1.5. Los problemas de la exportación.
El aumento de la competencia en el mercado europeo de frutas plantea una se­rie de problemas a nuestra exportación de naranjas. Los aumentos relativos de la expon.ición de nuestros competidores son muy importantes, como puede apreciar­se a la vista del cuadro número 8, en el que figura la evolución de los porcentajes con que participa nuestro país en la total importación europea (28).

Licence : All Rights Reserved


Similar Music and Audio

X